Elaine Aron una psicóloga americana, investigadora, profesora de Universidad y psicoterapeuta, en los años setenta del siglo XX, detectó este rasgo de personalidad a través de sus  investigaciones y de su experiencia clínica. Según esta autora la alta sensibilidad es un rasgo de personalidad hereditario y lo tienen dos de cada diez personas.

El rasgo de la alta sensibilidad tiene estas características: 

1.-Profundidad de procesamiento sensorial

2.-Sobreestimulación

3.-Reactividad emocional y empatía

4.-Mayor sensibilidad a estímulos

Libro: EL don de la sensibilidad. Elaine Aron. Ediciones Obelisco

Es muy importante si sospechamos que somos altamente sensibles conocer las características de este rasgo para comprendernos, aceptarnos y poder canalizar mejor nuestra sensibilidad, integrando este rasgo. 

Podemos tener una baja autoestima desde la infancia por no sentirnos comprendidos, podemos sufrir de estrés debido a la sobreestimulación y si no sabemos gestionar la empatía, podemos tener dificultades en poner límites…

No es un rasgo patológico pero si se necesita conocerlo para cuidarnos adecuadamente y atender nuestras necesidades.

La psicoterapia basada en mindfulness nos puede ayudar a gestionar nuestras emociones y a estar más centrados. 

 

“La sensibilidad es el traje de etiqueta del espíritu”  MIGUEL MIHURA

María Isabel Fernández

Psicólogos Asturias Psicóloga Oviedo Adultos

Psicoterapia Individual, Terapia de Pareja, Mindfulness y Reiki en Oviedo Asturias