“Todo lo que te molesta de otros seres, es sólo una proyección de lo que no has resuelto en ti mismo” SIDDHARTA GAUTAMA BUDA

 “Tu tarea no es buscar el amor, sino buscar y encontrar dentro de ti, todas las barreras que has construido en contra de él” RUMI

 

La situación que atravesamos en el confinamiento fue complicada, tanto para los/as que vivían solos/as como para los que vivían en pareja o con las familias. Estábamos obligados/as a convivir todas las horas del día y podíamos haber tenido conflictos en las relaciones.

Podemos sufrir mucho si no sabemos gestionar nuestras emociones, si no hemos aprendido a calmarnos, si no sabemos escucharnos, si no sabemos expresarnos adecuadamente, si no sabemos detectar nuestras necesidades y expresarlas sin herir, ahora más que nunca se hace imprescindible tener herramientas de gestión emocional para poder tener una convivencia lo más armónica posible. 

Me dedico a la Terapia de Pareja Online y Presencial para las parejas que sientan la necesidad de aprender a comunicarse de  forma no violenta para poder resolver sus  conflictos de pareja.

Las sesiones son conjuntas y es necesario que ambos miembros esten de acuerdo en hacer la Terapia de Pareja con el objetivo de lograr una relación armónica, saludable y satisfactoria para ambos.

Puedes ponerte en contacto conmigo para ver como te puedo ayudar

685 52 66 37

psicologapas@gmail.com



María Isabel Fernández

Psicóloga especialista en Mindfulness y Desarrollo Personal 

 Terapia de Pareja On Line y Presencial

 

Me acuerdo de un poema que me impactó a los 15 años y sigue haciéndolo. Recuerdos a mi profesora de Literatura  Maite del Instituto Miguel de Unamuno de Bilbao. Gracias por tu presencia en aquel curso de 2º de BUP. 

Perdóname por ir así buscándote 

Perdóname por ir así buscándote

tan torpemente, dentro

de ti.

Perdóname el dolor, alguna vez.

Es que quiero sacar

de ti tu mejor tú.

Ese que no te viste y que yo veo,

nadador por tu fondo, preciosísimo.

Y cogerlo

y tenerlo yo en alto como tiene

el árbol la luz última

que le ha encontrado al sol.

Y entonces tú

en su busca vendrías, a lo alto.

Para llegar a él

subida sobre ti, como te quiero,

tocando ya tan sólo a tu pasado

con las puntas rosadas de tus pies,

en tensión todo el cuerpo, ya ascendiendo

de ti a ti misma.

Y que a mi amor entonces le conteste

la nueva criatura que tú eras.

Pedro Salinas. La voz a ti debida.